domingo, 7 de agosto de 2011

CARTELES CURIOSOS POR LOS PUEBLOS DE ESPAÑA

A continuación os pongo unos cuantos cartelitos que he visto en los últimos meses, y que por una u otra razón me han llamado la atención. Así empiezo esta nueva tipología de entrada, que espero ir ampliando.

Disfrutadlas, la imaginación al poder.

Empiezo con ésta, ahora que media España está de vacaciones y las familias al completo se escapan unos días a descansar.
No quiero imaginarme los desaguisados que han podido causar los angelitos, para que la dirección de este restaurante en Motilla del Palancar (posible parada en la ruta de Madrid hacia el Levante) se haya visto obligada a poner estos carteles.

Época también en la que nos visitan muchos extranjeros. Aquí os dejo un clalo ejemplo de lo que supone pala la comunidad china aplendel nuestlo idioma.
La "r" es complicada, muy complicada, de pronunciar y según parece, también de escribir.
Esta foto está hecha de la carta de un restaurante chino de Alcorcón (Madrid).


Y continuamos con la colección de restaurantes, bares... En este caso, la imagen está tomada de un bar de Cuenca, en el que el dueño ha optado por españolizar las palabras, por eso de escribir como suenan. No iba desencaminado, la RAE acepta el término lingüístico "beicon ( o bacón).


De otro restaurante de Cuenca. Ésta tiene dos explicaciones: o se ha decidido recortar personal y por eso el lunes cierran, o el que hizo el cartel no se dió cuenta de que todos los trabajadores necesitan (obligado por ley) unas horas de descanso a la semana.

Muy curiosa y muy gráfica. Tomada de la puerta de otro bar, restaurante, ésta vez en Talamanca de Jarama (Madrid). No sabemos si se querían tomar unas vacaciones y no sabían cómo hacerlo, o es que realmente se estresaron con las fiestas.

Y ésta es mi favorita. Un matrimonio, también de Talamanca de Jarama, tiene durante todo el año flores que ellos mismos compran y plantan frente a su puerta, en unas jardineras ubicadas en la acera. Lo cierto es que las tienen muy bien cuidadas y alegran con gran colorido ese trocito de calle, pero algunos vecinos del pueblo parece que se encargan de que desaparezcan de una u otra forma.

2 comentarios:

María dijo...

jajajaja, Marisa, yo me quedo con la primera!!! Ese lo tenían que poner en todos!!! Esos niños corriendo y dando la lata!!!

Javier Pascual dijo...

Resulta que curioseando por la web me encuentro con un cartelito que puso mi padre en la puerta de su casa harto de que le estropeasen las flores y plantas que con cariño coloca frente a su casa, (también hay quien se las roba)es una persona mayor que siempre ha tenido mucha sensibilidad y aprecio a las cosas sencillas, (plantar sus plantas, escuchar música, leer,observar los fenómenos átmosféricos, las migraciones de los pájaros...)y a pesar de no haber estudiado y no haber ido mas que tres años a la escuela es muy culto, en fin creo que se nota que me encuentro orgulloso de el.