miércoles, 16 de febrero de 2011

Los periodistas destrozamos nuestra lengua

Hoy he decidido hablar de un tema que, me permito el lujo de decir, me saca un poco de quicio. Un tema del que cuando escucho o leo los errores que cometen algunos de los llamados ‘profesionales del mundo del periodismo’, se me cae el alma a los pies.

Unos me llamarán purista, otros me llamarán loca, otros me dirán que no me entero y los más, muchos hay, me dirán que no sé de lo que estoy hablando, que soy una facha, una retrógrada y no sé cuántas lindezas más. Pues voy a hablar y con conocimiento de causa, para eso me costearon mis padres una carrera universitaria.

 
A los periodistas, desde hace muchos años, nos han denominado el Cuarto Poder, por la influencia que podemos ejercer con la información que ofrecemos, cómo la damos y la cantidad. Ese poder, que puede llegar a derrocar gobiernos, nos obliga a ser cautelosos y prudentes no sólo con los contenidos, sino también con las formas. En cuanto a formas me refiero al correcto o incorrecto uso del lenguaje. En ocasiones empleamos palabras que hacen chirriar los tímpanos de los académicos y es ahí donde deberíamos empezar a llamar las cosas por su nombre. Algunos de estos ‘profesionales’ se permiten el lujo de jugar con las normas idiomáticas, sin medir las consecuencias, sin ser conscientes de que en gran parte nosotros educamos en el lenguaje.

‘La previsión del tiempo es de lluvias fuertes en Lleida, Girona, Ourense y A Coruña’. ¡Tremenda burrada!
Muy señores míos, si ustedes estuvieran escribiendo el Boletín Oficial de España, o de la provincia en cuestión, no les podría corregir, porque así está admitido legalmente, publicado en boletín oficial. Pero como bien dice la Real Academia de la Lengua Española: “(…) Salvo en textos oficiales, donde es preceptivo usar el topónimo (…) como único nombre oficial aprobado por las Cortes españolas, en textos escritos en castellano debe emplearse el topónimo castellano”. Señores en castellano. Si hablamos en castellano hablamos en castellano. Si hablamos en otra lengua, pues hablamos en otra lengua. ¿Entienden? Los medios de comunicación, hasta la fecha que yo sepa, no son organismos oficiales, podrán tener titularidad pública o privada, pero de ahí a ser organismos oficiales…creo que todavía les falta un poco de tiempo.

Si escucháramos a alguien decir: ‘Las vacaciones pasadas estuve con mi familia en London, luego fuimos a New York, Napoli, Venezia, Firenze y terminamos en Belgique, donde visitamos Bruxelles y Bruges”. Pensaríamos que es un esnob, un cateto o un estúpido por intentar enfatizar las ciudades que ha visitado. Lo correcto, si estamos hablando en castellano, es que utilicemos los topónimos en castellano, que para eso los tenemos: ‘(…) Londres, luego fuimos a Nueva York, Nápoles, Venecia, Florencia y terminamos en Bélgica, donde visitamos Bruselas y Brujas’. Complicado ¿no?

Pues lo mismo que es sinónimo de esnobismo, estupidez o incultura, ¿por qué caemos en el mismo error una y otra vez? Si hablamos en castellano, señores, en castellano, Orense es Orense, La Coruña es La Coruña, Lérida es Lérida, Gerona es Gerona, las Islas Baleares son las Islas Baleares y así un largo etcétera, no sólo de topónimos sino de todo tipo de sustantivos. Cuando hablemos en lengua gallega, catalana o vasca, usemos los que correspondan; en su correcto uso reside la riqueza lingüística de nuestro país.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

plas plas plas plas plas aplausos y más aplausos, Malú, porque yo no lo habría explicado mejor. Coincido totalmente contigo y siempre estoy peleando por ello con la gente, no creo que sea tan difícil de entender, si hablamos en castellano, hablamos en castellano, con todos sus términos. Claro que lo de los periodistas, lo siento por tí, además en este aspecto no te incluyo, es penoso, no sólo en lo que aquí comentas, sino en sus expresiones en general. No se si estudiaréis Lengua Española en la Facultad, pero deberían implantarla URGENTE.

Besitos y felicidades por el blog.
Esther.

Anónimo dijo...

Buen articulo se nota que eres una Española de pro y defientes tu lengua ,pero creo que esto de los nombres de las ciudades tambien tiene que ver ademas de con la gilipollez del personal con los nacionalismos que sufrimos desde hace mucho tiempo en España.

La Cornucopia dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Es que éste es un tema que me cabrea bastante y más que mis supuestos 'colegas profesionales' cometan las barbaridades que cometen. Hoy me decidí a escribir sobre este tema porque ayer se aprobó en el Congreso de los Diputados el llamar a las tres provincias vascas Araba/Álava, Gipuzkoa y Bizkaia, pero no nos equivoquemos, en textos oficiales como las aprobadas anteriormente. Desde mi punto de vista, estas medidas atentan contra la cooficialidad de las lenguas porque imponen una frente a la otra, pero ello no quiere decir que en mi trabajo diario tenga que desterrar mis palabras en castellano, porque las tengo.

Anónimo dijo...

Do you speak spanish???
¿Lengua oficial en Argentina, Chile, etc...?

Está claro que estos "nacionalistas" han conseguido desterrar la denominación real de la lengua de todos los españoles y que la gente diga Castellano, en vez de decir ESPAÑOL.

Por favor, pinchad estos enlaces.

Primer enlace:
http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=castellano

Segundo enlace:
http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=español

PD: Antes era Vascongadas, después País Vasco, ahora Euskadi...¿en el futuro será Euskal Herria?
¡¡¡NO A LOS ESNOBS QUE SIGUEN "TENDENCIAS" INDEPENDENTISTAS!!!
Saludos.

Chema dijo...

Me uno al aplauso general. Y perdona, no es castellano, es la lengua española.

Una vez le pregunté a un lingüista que me dio clases en el instituto y me dijo que se debe llamar castellano hasta el siglo XV, y desde ahí en adelante español.

Cuando digo español y algún memo me replica castellano, le contesto, yo ni hablo ni escribo con corrección política sino ortográfica, gramatical, sintáctica y semántica.

La Cornucopia dijo...

Gracias por el comentario Chema, hablo de castellano para diferenciarlo de las otras lenguas. Qué duda cabe que el idioma y la lengua oficial en todos los rincones de nuestro país es el español, pero no quiero crear polémicas gratuitas.

M. dijo...

Bueno, veo que algunos están llevando este tema al lado político cuando en realidad el artículo trata sobre el mal uso linguístico por algunos medios de comunicación, pero vaya, cada uno es libre de opinar. A mi lo que me parece aún más grave que las patadas que le dan al idioma algunos medios, es lo que en una ocasión me transmitió un estudiante de periodismo durante una discusión. Me habló sobre una especie de máxima periodística la cual el seguía a rajatabla la cual rezaba así: "No dejes que la realidad te estropee una buena noticia". No sé si esto era algo que le enseñaban en la Universidad o era de cosecha propia, pero lo cierto es que solo tienes que abrir la prensa por una página al azar o ver un par de telediarios para darte cuenta de que dicha "máxima" se cumple en un tanto por ciento muy alto de las "noticias", como por ejemplo el filón que han encontrado con la ya famosa palabrita más usada por los "profesionales" del sector: PRESUNTO, y es que confunden la libertad de expresión y se les llena la boca con sus "derechos" para luego machacar impunemente a quién les venga en gana....Por último quería preguntarle a algún licenciado en Periodismo como le sienta que haya personajes como el tal Kiko Hdez., Belén Esteban, etc, etc que "ejercen de periodistas" bajo el título de tertulianos sin haber pisado un aula en su vida. Si yo fuera periodista me sentiría como un tonto a las tres.....

La Cornucopia dijo...

En contestación a la aseveración del estudiante de periodismo, te diré que la realidad no te estropea la noticia, te la da, en caso contrario, ni es realidad ni es noticia. A mí lo que me enseñaron es que la noticia no es que un perro muerda a un niño, sino que el niño muerda a un perro. Creo que las noticias no se pueden catalogar como buenas ni como malas, son simplemente noticias. Me puede gustar más o menos la información que esa noticia me ofrece, puede estar mejor o peor redactada, puede ser primicia o no, pero de ahí a decir que es buena o mala... En cuanto al término presunto, estoy de acuerdo; se hace un uso excesivo simplemente para cubrirnos las espaldas, legalmente hablando,y con ello nos sentimos con derecho a calumnniar, difamar, destrozarle la vida a alguien, porque como ya he puesto la palabra presunto delante del sustantivo, no me puede denunciar. ¡Tremenda falta de profesionalidad! En ocasiones se utiliza correctamente, pero sólo en ocasiones. En cuanto a los tertulianos que mencionas, son simplemente eso, tertulianos. Ni mucho menos periodistas. El intrusismo profesional, por desgracia, está a la orden del día. Así nos encontramos muchos periodistas, sin empleo.

M. dijo...

Continuando con el tema he recordado algo que una vez leí sobre un experimento que en una ocasión un editor llevó a cabo en el Reino Unido. A este señor se le ocurrió publicar un periódico en el cual solo informaría de las buenas noticias sucedidas en su localidad, no recuerdo en que lugar lo hizo, fechas etc, pero el caso es que el resultado de su "experimento" fué un rotundo fracaso, ya que el interés que despertó entre sus vecinos era casi nulo y tuvo que dejar de editarlo al poco tiempo. Y esto demuestra que a las personas lo que realmente les atrae es el morbo, lo retorcido...en este caso tu comentario sobre que la noticia es que el hombre muerde al perro(algo que ya había escuchado en otras ocasiones) quedaba patente. Esta característica de los seres humanos es en gran parte la culpable de que hoy por hoy la información que nos llega de lo que sucede en nuestro entorno esté salpicada de muertes, asesinatos, etc, etc y para encontrar una buena noticia tengamos que usar la lupa para encontrar una mínima reseña entre el crucigrama y los horóscopos que haga alusión a algo positivo sucedido en el mundo....Y es que lees el periódico, ves el telediario, escuchas cualquier programa de tv que trate la actualidad, y cuando terminas sientes que todo es una mierda. Hacer la prueba. Estar varios días sin leer la prensa, sin ver la tv...vereís como vuestro estado de ánimo mejora y no veís todo tan negro como quieren que lo veamos. Un saludo.